Una exempleada de Pfizer confirma que la vacuna contiene nanopartículas de óxido de grafeno

por | Sep 10, 2021

Sigue aumentando el escándalo con las vacunas y siguen apareciendo informaciones que parecen cada vez más concluyentes sobre el contenido de nanopartículas de óxido de grafeno que ha sido descubierto por el canal de La Quinta Columna con el ya famoso estudio del doctor Pablo Campra Madrid.

El conocido canal de Rumble estadounidense, El Show de Stew Peters, ha entrevistado a la ex-empleada de Pfizer, Karen Kingston, que actualmente es analista de las industrias farmacéuticas y de dispositivos médicos. En esa entrevista, Kingston ha presentado una documentación sobre el contenido de la vacuna de Pfizer y confirma, tal y como se ha hecho en España, que los viales de al menos esa compañía contienen nanopartículas de óxido de grafeno.

Estos son los puntos más destacados de lo que Kingston le contaba a Peters:

  • Todas las “vacunas” COVID-19 son armas biológicas.
  • Hay 4 nanopartículas lipídicas PEGiladas en las vacunas COVID-19 (PEG = polietilenglicol): un lípido de colesterol permite que los ingredientes de la vacuna sean transportados por la sangre el lípido fósil se adhiere a la membrana celular para hacerla permeable un lípido ionizable proporciona una carga iónica positiva para que el ARNm pueda ingresar a la célula un lípido PEGilado elaborado por SINOPEG, una empresa china.
  • El ARNm es muy inestable, por lo que necesita una “biosfera” para protegerlo hasta que pueda ingresar a la célula; esto lo proporcionan las nanopartículas lipídicas y el óxido de grafeno, que es 4.000 veces más fuerte que el titanio, puede soportar temperaturas de casi 1.000 grados, es una excelente conductor de electricidad y puede albergar un campo magnético.
  • El óxido de grafeno no figura en las solicitudes de patente de las vacunas presentadas a los gobiernos porque, en primer lugar es venenoso para los humanos y en segundo, porque es el ingrediente principal del hidrogel que puede usarse para crear una interfaz cerebro-computadora y un sistema de administración de fármacos , aunque Kingston señala que esto no es posible “con esta ronda (de vacunas)” porque “se apresuraron a sacar esto” y “solo están viendo cuánto pueden aportar a las personas antes de que… mueran”.
  • El óxido de grafeno en las vacunas tiene carga neutra (inactivo), sin embargo, si / cuando se carga positivamente, como por radiación electromagnética (radiofrecuencia, como dispositivos inalámbricos, redes inalámbricas como 5G, etc.), aniquilará cualquier cosa con la que entre en contacto y, por lo tanto, puede causar un gran daño y la muerte dependiendo de cuánto exista en el cuerpo y dónde se encuentre.
  • Múltiples “vacunas” COVID-19 y las inyecciones de refuerzo pueden aumentar la cantidad de óxido de grafeno en el cuerpo.
  • El estudio de la vacuna COVID-19 debería haberse detenido cuando, durante un estudio con ratones, el 80% murió dentro de las 24 horas y el resto murió en los próximos días.

Fuente: El Diestro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *