Brasil registra la tasa de desempleo más baja de los últimos 13 meses

por | Oct 2, 2021

«El pueblo quiere trabajar. Esos que cierran todo y destruyen empleos están en contravía de lo que el pueblo quiere», dijo en febrero el presidente Jair Bolsonaro. Y tenía razón. Gracias a sus políticas a favor de la libertad del trabajo, el desempleo en Brasil se ha venido reduciendo hasta alcanzar en julio la menor tasa del año y la más baja de los últimos 13 meses.

La tasa de desocupación en el gigante sudamericano bajo de 14,1 % en junio a 13,7 % en julio, según datos divulgados este jueves por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Desde junio de 2020 no se registraba una tasa tan baja, cuando esta se ubicó en 13,3 %.

El jefe de Estado brasileño ha sido crítico de las medidas severas como toques de queda y confinamientos aplicados por gobiernos regionales para intentar frenar la propagación del coronavirus y un eventual colapso hospitalario.

«No sabemos cuándo esto va a acabar, si es que acaba» y «si se comprobara que un ‘lockdown‘ de 30 días acaba con el virus acepto», pero «eso no es así», declaró Bolsonaro el pasado 22 de marzo, fecha en la que se mostró nuevamente favorable a la libertad de trabajo, pues advirtió que la política de confinamientos «hace a los pobres más pobres» y también mata, pues lleva a muchas personas «a la depresión y el suicidio».

Manejo de la pandemia

Fue a raíz de las cuarentenas que el desempleo comenzó a subir en Brasil desde junio de 2020 hasta alcanzar en marzo de este año el récord de 14,7 %. La reciente caída se atribuye a la expansión de la ocupación en el país, producto de la desaceleración de la pandemia. Brasil ha logrado una reducción casi total de las restricciones, al tiempo que ha destacado como uno de los países de Latinoamérica con el más alto porcentaje de su población vacunada (70,22 %), superado solo por Chile (78,96 %) y Uruguay (78,44 %).

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística agrega que en lo que respecta al cierre del trimestre móvil, la reducción del desempleo es de casi un punto porcentual, al bajar de 14,7 % al cierre del trimestre terminado en abril a 13,8 % en el trimestre terminado en julio.

La población desocupada al cierre del trimestre terminado en julio se ubicó en 14,1 millones, lo que representa una disminución de 4,6 %, considerando que en el trimestre terminado en abril era de 14,8 millones de brasileños.

Más de 7 millones de nuevos empleos en un año

Los números relacionados con la tasa de ocupación demuestran que el presidente Jair Bolsonaro tenía razón cuando aseveró que «el pueblo quiere trabajar». Desde el cierre del trimestre finalizado en abril de 2020 la tasa de ocupación logró superar el 50 %, al ubicarse en el trimestre móvil finalizado en julio de 2021 en 50,2 %, lo que representa una incremento de 1,7 % con respecto al trimestre anterior, cuando se ubicó en 48,5 %, y un aumento de 3,1 % frente al mismo trimestre de año pasado, cuando esta tasa era de 47,1 %.

De esta manera, la población ocupada en Brasil alcanzó los 89 millones de personas, sumando 3,1 millones de brasileños a la fuerza laboral, lo que significa un incremento de 3,6 % con respecto al trimestre anterior y de 8,6 % con respecto al mismo trimestre de 2020. La comparación con el año pasado muestra la incorporación de 7 millones de brasileños a nuevos puestos de trabajo.

El informe agrega que en el trimestre terminado en julio se observó un crecimiento significativo en seis de las 10 actividades económicas evaluadas, destacando la construcción, los servicios domésticos y de alojamiento y alimentación, justo los que habían sido más golpeados por los estrictos confinamientos impuestos en las regiones para intentar frenar el avance del COVID-19.

Rápida recuperación económica

A la reducción del desempleo en Brasil habría que sumarle la rápida recuperación que ha mostrado el Producto Interno Bruto (PIB) del país, que en el primer trimestre de 2021 logró superar incluso los niveles de crecimiento previos a la pandemia.

«Los resultados positivos del PIB se situaron muy por encima de las proyecciones oficiales. Crecimos 1,2 % solo en el primer trimestre. Significa una fuerte recuperación económica este año. La rápida recuperación proviene de la decisión del Gobierno de mantener los signos vitales de la economía durante la crisis», anunció en junio el ministro de Economía, Paulo Guedes.

Aunque en el segundo trimestre se registró una caída de 0,1 % en comparación con el avance de 1,2 % logrado en el primer trimestre, la economía brasileña se mantiene estable, considerando que en 2020 experimentó una contracción de 4,1 %, como consecuencia de la pandemia.

Las proyecciones para 2021 y 2022 son favorables. La positiva evolución que muestra la mayor economía de la región incidió en la proyección hecha por el Banco Central, que estima un crecimiento de 4,7 % para este año y de 2,1 % para el próximo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *