Volcán en Canarias: ríos de lava arrasan casas en La Palma

por | Sep 20, 2021

La lava emergió el domingo con fuerza de las entrañas de la isla de La Palma en la que es la primera erupción terrestre de Canarias y de España del siglo XXI y de los últimos 50 años. Hay que recordar que en el 2011 se produjo una erupción en la isla de El Hierro, que dio lugar al volcán Tagoro, pero fue submarina. No tuvo la espectacularidad de la Palma, con hasta ocho bocas de fuentes de lava que expulsaban material magmático a una altura de hasta 500 metros.

La erupción ha obligado a desalojar a unas 5.000 personas y ha afectado a 100 casas, 20 de las cuales han quedado destruidas en la localidad de El Paso, explicó el presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata. Dijo que se espera que la colada de lava entre en el mar en la costa de Tazacorte, posiblemente en Playa Nueva, en Los Guirres.

“Una colada de lava con una altura media de seis metros se come literalmente viviendas, infraestructuras, cultivos que va encontrando a su camino hacia la costa del valle de Aridane”, dijo.

Volcán. Video. Miles de evacuados por la erupción de un volcán en la Isla Palma del archipiélago canario, en España.

Verdadera catástrofe

También se mostró pesimista el presidente de Cruz Roja Canarias, Antonio Rico, que calificó de “verdadera catástrofe” este desastre natural y ha advertido de la posibilidad de que se genere “un deterioro de la convivencia” en la isla La Palma, por los numerosos vecinos que va a ver interrumpida su actividad normal por un tiempo imposible de predecir y que van “a dejar atrás” buena parte de su historia y de su vida.

“Los daños van a ser materiales. Estamos hablando de unos 17 o 20 millones de metros cúbicos de lava que van a seguir erupcionando”, aseguró Ángel Víctor Torres a la Cadena Ser.

Desde la entrada en erupción este domingo 5.000 personas han sido evacuadas y por el momento no se han registrado daños personales. Un contingente de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha llegado a la isla para a hacer frente a la erupción volcánica. La nube de cenizas está a 1.500 metros sobre el nivel del mar y se desplaza al suroeste, con lo que por el momento no afecta a la operatividad del aeropuerto y los vuelos.

El nuevo volcán de La Palma ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según la primera estimación del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). El coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez, ha explicado que la erupción se podrá dar por terminada cuando transcurran varios días sin que se produzcan emisiones de dióxido de azufre.

El nuevo volcán de La Palma ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre. Foto: AFP

El nuevo volcán de La Palma ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre. Foto: AFP

Las erupciones han elevado 19 centímetros la isla. La lava sigue avanzando hacia la costa.

Ríos de lava

La lava, muy fluida, generó coladas que transcurrían a toda velocidad y ya han llegado a la costa. A su paso cubrieron de lava viviendas, infraestructuras y carreteras. No se han producido daños personales puesto que tanto las personas como los animales fueron evacuados con tiempo suficiente.

Más de 5.000 personas tuvieron que abandonar sus casas, aunque en un principio se podrían llegar a las 10.000, las autoridades locales anunciaron de madrugada que no es previsible que se tenga que evacuar a nadie más.

Varias localidades han suspendido las clases sin fecha de retorno. A medida que la colada de lava avanzaba siguieron las evacuaciones. Algunos se relajaron con familiares y los que no tuvieron esta opción, acudieron a los albergues habilitados en la isla.

La lava, muy fluida, generó coladas que transcurrían a toda velocidad. Foto: AP

La lava, muy fluida, generó coladas que transcurrían a toda velocidad. Foto: AP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazó hasta la isla para participar en la comisión de seguimiento de la crisis generada por la súbita erupción ocurrida. Sánchez compareció para asegurar que la situación estaba controlada.

“Hemos hecho un ejercicio de anticipación desde hace una semana y todo se está desarrollando según lo previsto. Tenemos todos los instrumentos y todos los efectivos. La seguridad de las personas está garantizada”, dijo y añadió que se sumaría la Unidad Militar de Emergencias, cuyos primeros efectivos deberán llegar este lunes.

El presidente canceló el viaje que tenía previsto para desplazarse a Estados Unidos para asistir a la apertura del LXXVI Periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Pedro Sánchez, durante su visita al centro de acogida de afectados por la erupción volcánica. Foto: EFE

Pedro Sánchez, durante su visita al centro de acogida de afectados por la erupción volcánica. Foto: EFE

La erupción tomó por sorpresa no solo a la población palmera sino también a la comunidad científica que vigilaba el proceso de cerca desde el sábado 11, cuando se detectó el enjambre sísmico que les puso en alerta.

Tanto los miembros del Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan) como del Instituto Geográfico Nacional (IGN) habían alertado de que La Palma había entrado en un proceso preeruptivo, pero en ningún momento pensaban que fuera a ir tan rápido.

Así lo indicó el director del Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan), Nemesio Pérez. De hecho, solo cinco municipios de la isla se encontraban en semáforo amarillo –en el que se intensifica la información a la población– cuando el volcán entró en erupción.

La lava ilumina el clelo nocturno en Palma. Foto: AP

La lava ilumina el clelo nocturno en Palma. Foto: AP

Dos horas antes de que el volcán estallara el comité científico había decidido mantenerlo en ese color. Horas después de la erupción se elevó al rojo, de erupción en curso, sin pasar por el naranja.

El comienzo

El volcán entró en erupción en una zona conocida como Cabeza de Vaca, en el núcleo de Las Manchas. La zona está próxima a donde surgió en 1949 el volcán de San Juan. Y en ella, en los últimos días, se han registrado miles de sismos que fueron sentidos por los habitantes de la isla..

Eran las 15.12 de la tarde (hora canaria) cuando se oyó la primera explosión. Tras ella se abrió una primera fisura en la tierra, en Cabeza de Vaca, en Las Manchas, en el municipio de El Paso. La zona estaba acotada y horas antes se había procedido al desalojo de las personas con movilidad reducida ante el fuerte aumento de la sismicidad.

La lava fluye cerca de El Paso. Foto: AP

La lava fluye cerca de El Paso. Foto: AP

Y es que, aunque el volcán había permanecido en calma el viernes y el sábado, en la madrugada del domingo había vuelto a acelerarse. A media mañana se habían producido más de 130 sismos y cinco habían sido de magnitudes superiores a 3, incluso hubo uno de 3.8. Las intensidades también habían crecido y la superficialidad.

Algunos sismos se produjeron a 1 kilómetro de profundidad y podían escucharse con un sonido estremecedor. La deformación del terreno también se había acelerado en cinco centímetros, hasta llegar a los quince.

Sin embargo, esta vez no ocurrió como en El Hierro, que antes de que la lava llegara a superficie dio otros indicios, como la emisión de gases o el tremor previo, ayudaron a preverlo.

El volcán entró en erupción en una zona conocida como Cabeza de Vaca, en el núcleo de Las Manchas. Foto: AP

El volcán entró en erupción en una zona conocida como Cabeza de Vaca, en el núcleo de Las Manchas. Foto: AP

La fracturación de la isla de La Palma, que está ya perforada por las erupciones históricas de la isla, ha permitido que el magma ascienda más rápido y llegar a la superficie sin precursores más claros.

Tras la primera fisura, de entre 200-250 metros de largo, se produjeron seis más por los que emanaban piroclastos (los fragmentos de lava que salen disparados y de distintos tamaños), así como ceniza y humo, si bien en ningún momento se cerró el espacio aéreo de Canarias ni se cancelaron vuelos con salida o destino La Palma, según fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

Según indicó ayer Pérez, la previsión es que, a medida que pasen las horas, estas distintas bocas que son auténticos surtidores de lava converjan en uno solo que pase a ser el “dominante”, tal y como ocurrió en el Teneguía.

La salida de piroclastos durante horas dio lugar a pequeños conos de picón que han cambiado ya el paisaje de La Palma. Su transformación continuará en los próximos días si sigue emanando lava.

Se produjeron seis más por los que emanaban piroclastos. Foto: AFP

Se produjeron seis más por los que emanaban piroclastos. Foto: AFP

El geólogo del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA-CSIC) y miembro del comité científico que evalúa la situación de La Palma, Vicente Soler, se mostró convencido de que las coladas de lava llegarán hasta el mar.

 “Lo harán más pronto que tarde”, indicó Soler, que aclaró que la fusión de la lava con el agua no supondrá mayor peligrosidad. “Se producirá la emisión de vapor de agua y saldrá humo blanco pero no habrá explosión”, indicó.

Soler destacó que la erupción de La Palma ha sido “afortunada” a pesar de los daños materiales que puede causar en las propiedades porque ha estado controlada y además, no ha sido explosiva. “Ha sido de tipo hawaiano o estromboliano benigno”, indicó.

En el mismo sentido se expresó el director del Involcan, Nemesio Pérez, que habló de una “erupción fisural de baja explosividad”. En un primer balance, el IGN señaló que con la lava expulsada durante el domingo en La Palma podrían llenarse 3.200 piscinas olímpicas.

“El reservorio magmático que se cuantificó en 11 millones de metros cúbicos se ha podido retroalimentar de otros más profundos”, dijo. Los científicos desconocen exactamente cuántos días puede durar la erupción.

Fuente: Clarín

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *