Es hora de cuidar el corazón de mujeres y niños

por | Sep 29, 2021

La enfermedad cardiovascular puede afectar a personas de todas las edades y de cualquier grupo poblacional, incluyendo a las mujeres y los niños. Sin embargo, el riesgo se puede controlar, tratar o modificar a partir de hábitos diarios “cardio-saludables”, tales como llevar una alimentación sana, hacer ejercicio físico regularmente y evitar el consumo de tabaco. Así lo enfatiza la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés) con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra hoy.

Bajo el lema “Toma el camino hacia un corazón sano”, la WHF junto a las entidades miembro hacen un llamado a cada actor de la sociedad y a los padres, en especial, para que reduzcan su riesgo cardiovascular y el de su familia, “porque niños sanos llevan a adultos sanos, y adultos sanos llevan a familias y comunidades sanas”, destacan.

Este año, se ha decidido hacer foco principalmente en la salud cardíaca de mujeres y niños. De hecho, la enfermedad cardiovascular es en la actualidad la principal causa de muerte entre las mujeres: es responsable por la muerte de 1 de cada 3 de ellas.

“Es vital que las mujeres sepan la verdad sobre el riesgo que corren de sufrir enfermedad cardiovascular y que se pongan en acción para protegerse a sí mismas y a sus familias”, subrayan los organizadores del evento internacional.

Respecto de la salud cardíaca en niños, alertan que el riesgo de enfermedad cardiovascular puede comenzar incluso antes del nacimiento, durante el desarrollo fetal, e incrementarse durante la niñez con la exposición a dietas nocivas, el sedentarismo y el tabaquismo.

“Los niños pueden sufrir una doble carga a partir de la enfermedad cardiovascular y el infarto: pueden tener que enfrentar las consecuencias emocionales de ver a un ser querido enfermar, pero además ellos están en riesgo de padecer las consecuencias físicas derivadas de la enfermedad cardiovascular y el infarto”, ponen de manifiesto.

Según destacan los miembros de la WHF, la sociedad moderna muchas veces expone a los niños a factores de riesgo tales como las dietas demasiado bajas en calorías, las dietas altas en grasas “malas” y azúcares; actividades tales como los videojuegos que desincentivan la realización de actividad física; y -en algunos países- la publicidad de las tabacaleras fomenta el consumo de tabaco o los ambientes llenos de humo de segunda mano.

PROBLEMA SUBESTIMADO

En opinión del doctor Juan Beloscar, presidente de la Federación Argentina de Cardiología, en general, las mujeres subestiman su riesgo cardiovascular. “Un poco porque la enfermedad cardiovasular en la mujer no está tan difundida y otro poco por tradición. La mujer ha sido más consecuente con la visita al ginecólogo, limitando su consulta al cardiólogo recién cuando presentaba alguna sintomatología”, comentó.

“Sin embargo, y sin ir en desmedro de la consulta a todos los especialistas, la muerte por enfermedad cardiovascular sigue siendo la primera causa de muerte también en mujeres”, recordó el experto, quien insistió en que aún en la actualidad no hay prevalencia del hábito de la consulta al cardiólogo en las mujeres por chequeo o control.

En ese sentido, expresó que en la Federación trabaja un Comité de Enfermedad Cardiovascular en la Mujer, que busca activamente difundir la importancia de esta temática.

Al ser consultado sobre la relevancia que le dan los propios médicos a la enfermedad cardíaca en las mujeres, Beloscar dijo que están al tanto de que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte entre la población femenina y que, por ende, deben hacerle conocer a sus pacientes el riesgo cardiovascular que tienen y las medidas que deben tomar para protegerse.

Según apuntó el profesional, los principales factores de riesgo que padecen las mujeres actualmente son la hipertensión arterial, la dislipidemia (niveles elevados de lípidos en sangre), el sobrepeso y la obesidad. En tanto que la enfermedad coronaria resulta la principal consecuencia de tales factores, en especial a partir de la menopausia (cese de la menstruación).

La post menopausia es el momento en que la mujer ve aumentado su riesgo de padecer afecciones cardiovasculares porque es entonces cuando “pierden la protección que les brindaban los estrógenos”, precisó Beloscar.

Respecto de las principales medidas de prevención que deberían adoptar las mujeres para cuidar su salud cardiovascular, el experto mencionó: controlar la presión arterial, no fumar, medir el azúcar y colesterol en sangre, realizar actividad física, y cuidar la alimentación consumiendo poca sal y pocas grasas saturadas.

A la hora de analizar cómo está la salud cardíaca de una mujer, el cardiólogo explicó que la evaluación consta de un examen clínico cardiovascular completo; laboratorio bioquímico con dosaje de glucemia, colesterol y triglicéridos; radiografía de tórax y, de acuerdo a tales resultados, ergometría, ecocardiograma y eventual doppler de vasos de cuello.

LOS MAS PEQUEÑOS

En cuanto al tipo de enfermedad cardíaca que más afecta a los niños, Beloscar dijo que las cardiopatías congénitas ocupan el primer lugar. Por eso, hizo hincapié en que “el riesgo cardiovascular puede comenzar antes del nacimiento, durante el desarrollo fetal e incrementarse más adelante, en la niñez y adolescencia con la alimentación poco saludable, la falta de ejercicio y el tabaquismo”.

La lucha contra los factores de riesgo y la enfermedad cardiovascular debe, por lo tanto, comenzar desde la niñez, remarcó.

Al referirse a las claves que le daría a los padres para cuidar el corazón de los niños desde temprana edad, el presidente de la Federación Cardiológica Argentina aconsejó: vigilar su dieta, promoviendo el consumo de vegetales y frutas, desalentando el consumo de sal y grasa saturadas, estimulando las dietas con pescado o ácidos omega 3, y fomentar la actividad física.

“Los niños aprenden por el ejemplo, por lo tanto es provechoso enseñarles cuidados de la salud cardiovascular desde muy pequeños”, concluyó.

Fuente: La Prensa

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *